Loading posts...
{"ads":[],"mobile_ads":"Y"}

Sopa de tomate

El tomate vino de América, y los productos americanos entraban por Andalucía, por lo tanto es lógico pensar que los andaluces fueron los primeros que tomaron pan con tomate.
De la palabra nahualt tomatl, proviene la palabra castellana tomate, la catalana tomàquet, la neerlandesa timaat, al francesa tomate o la inglesa tomato. En la crónica de Bernal Díaz del Castillo (1538) se habla por primera vez del tomate, y es cuando el bueno de Bernal nos explica que fue apresado por los indios en lo que hoy es Guatemala y se lo querían comer aderezado con una salsa con sal, ají y tomates.
En la Historia general de las cosas de Nueva España, escrita por Bernardino de Sahagún entre 1540 y 1585 se habla de las vendedoras de platos preparados y se afirma que “venden unos guisados hechos de pimientos y tomates, suele poner en ellos pimiento, pepitas de calabaza, tomates, pimientos verdes y tomates gordos y otras cosas que hacen los guisados sabrosos“. Esta es una traducción moderna, pues en el momento en que fue escrito, Bernardino de Sahagún distingue los dos tipos de tomates llamándolos a unos tomalt y a otros xitomalt.
-->
Theme developed by TouchSize - Premium WordPress Themes and Websites