Loading posts...
{"ads":[],"mobile_ads":"Y"}

La influencia judía en la cocina española con Ana Bensadón, adalid de la cocina sefardí

La palabra letuario viene del latín ‘electuarium’, un medicamento compuesto de frutas o verduras conservadas en miel o azúcar. En época medieval, la repostería y la medicina compartían muchas recetas. Como el dulce o la carne de membrillo que comemos hoy, esta receta necesita cocinarse a fuego lento durante mucho tiempo.

RECETA MODERNA  INGREDIENTES: 1 kg. de membrillos 800 gr. de azúcar blanco (no azúcar moreno porque cambia el color) 10 clavos de olor 5 ramitas de canela

Pasos a seguir: PASO 1 Se pelan y cortan los membrillos en gajos. Se reservan la mitad de las pieles, con las que se hace un hatillo, metiéndolas en una gasa. PASO 2 Se ponen los gajos de membrillo en una cazuela esmaltada y se les añade agua justo hasta cubrirlos. Se echan las especias y el hatillo de pieles, y se lleva a ebullición, bien tapado. Se cuece despacio hasta que los membrillos están tiernos (dependerá de lo maduros que fueran). PASO 3 Cuando están hechos los gajos, se destapa la cazuela y se sigue cociendo a fuego bajo hasta que se reduzca el almíbar y quede del mismo suculento color rojizo que la carne de membrillo, casi como si estuviera cocido en vino tinto. Servir.

-->
Theme developed by TouchSize - Premium WordPress Themes and Websites